Introducción al pulido

Este texto es una guía introducción para aprender a pulir superficies. Agradezco información sobre errata y errores de contenido en lso comentarios. En realidad habrá muchos textos mejores para aprender apulir,El objetivo de este no es dar una lección magistral de pulido sino preparar a quien lo lea para poder pulir con un mínimo de decencia y para comprender textos más avanzados.

Pulir un material es conseguir que presente una superficies más plana, así un pulido a espejo será un pulido en el que las irregularidades sean tan pequeñas que la superficie se comporte como un espejo.veremos así varias partes de este proceso:

1- Limpieza y valoración:
La superficie de la que se aprte debe ser plana y estar relativamente limpia. PAra ello en ocasiones basta con limpiarla con un cepillo, sin embargo en otros casos es necesario utiñizar otros métodos como lijas, limas y estropajos.

Si la pieza original está sucia, es importante limpiarla con cepillos metálicos y estropajo (bien sean de mano o en disco para pulidora) Si las superficies están planas y limpias (que sólo les falta brillo pero no tienen ningún rayajo ni hueco) entonces se puede comenzar a pulir, si no, hay que hacer lo que se cuenta en el siguiente apartado

Preparación de la superficie: Se trata de desbastar con lijas toda la superficie. Debe hacerse con aceite u otro lubricante para conseguir un acabado más plano (a pesar de que inicialmente sea menos brillante, favorecerá el pulido posterior) Es recomendable empezar por una basta (típicamente entre 200 y 400) e ir poco a pocoa usando lijas más finas hasta llegar a 1600 o 2000. Antes de cambiar de lija es necesario asegurarse de que se ha hecho todo lo que se puede hacer con ella. La marca que sea visible con lija de grano x, normalmente no desaparecerá al lijar con grano x+100, es decir, no es recomendable tratar de ahorrar tiempo en estos pasos que son los que preparan el pulido final.

Pulido con pastas:
Tras conseguir un buen acabado mate (bien por que lo tuviesemos en la piza original o bien por haberlo conseguido lijando) empezaremos a usar abarsivos cada vez más finos, es decir con granos menores cada vez. Los abrasivos debe ser adecuados al metal con el que se está trabajando. En concreto para pulir acero normal por una pasta basta para quitar rallas, una media y una fina. Hay ditintas pastas por marcas y granos. Suele empezarse por una genérica de carburo de silicio de color gris casi negro llamada quitarrayas. Si no se encuentra -como cualquier otra de ellas-, se puede hacer con SiC de diferentes granos y aceite. Luego pasa a óxido de cromo (el verde) que es muy abrasivo y es el que hace que ya parezca pulido y luego óxido de hierro que da un acabado más fino. Existen otras pastas más finas de óxido de cromo que valen para acabado sin embargo son más caras. Las más fáciles de conseguir en Madrid son las de la marca Dialux, pero esto es un dato muy local y de una fecha concreta.

Estas pastas se aplican con distintas ruedas, como fieltro cosido, ruedas de algodón… Cuanto más duros más pronto en el proceso suelen usarse.
Los materiale se pueden comprar en tiendas de material de joyería y relojería, por ejemplo en la calle Montera 24 dentro de la galería o en el pasadizo de la calle Carretas. Hay varias tiendas de estas cosas en estos lugares. no diré nombres de negocios concretos.

Posted in Uncategorized | Leave a comment